13 mar. 2015

PÁGINA 127

(Viene de la página 17)

Tú y tu amigo examinan los símbolos y números que marcan los botones y presionan uno que hace detener la oscilación de los caracteres de la pantalla. Ahora, tal cual como si los insinuara a presionar otro, hay un solo carácter que titila, como los que muestran los documentos de textos en una computadora mientras te aguardan a que escribas, o los que aparecen en algunas calculadoras cuando están listas para realizar cualquier operación que les quieras indicar.
— ¿Y ahora? —pregunta Germán
—Bueno, este botón tiene un pequeño reloj, ¿o no? —dices, examinando de cerca una tecla en el extremo izquierdo del objeto
—Sí, creo que eso parece… ¿dirá la hora de otro planeta? —te contesta, presionándolo lentamente—No sucedió nada…
—Sí, ahora en la pantalla hay un relojito pequeño, ¿lo ves? Es como cuando aprietas la tecla “shift”, por ejemplo, en una calculadora científica. Es como que iniciaste un comando que ahora parece que hay que completar con números—racionas. Claramente el pequeño ícono similar a un círculo con manecillas se mantiene encendido al igual que una diminuta luz verde encima de él, mientras que un espacio para poner ocho números se dispone para ustedes.
— ¿Será para saber la hora en otro lugar? —inquiere tu amigo a tu lado
—No sé, sólo presiona algún número…—le dices impaciente
Él presiona ocho números al azar, y luego, por instinto, aprieta un botón largo que parecía cumplir la misma función que un “igual” o un “enter”. En la pantalla aparece la inscripción: FECHA INVÁLIDA
— ¿Fecha inválida? —se preguntan los dos al verlo
—Entonces no es una hora, o una coordenada, es acerca de una fecha—razonas. Tu amigo pasa la mirada de la pantalla a ti mientras continúas: —Eso tiene más sentido, hay un pequeño espacio entre los primeros dos dígitos y luego otro dos dígitos después. Eso deja dos espacios, dos espacios, y cuatro espacios: lo necesario para poner un día, un mes y un año.
— ¿Para qué servirá? —dice Germán. Es lo mismo que tú te preguntas, pero lo mismo que no puedes contestar
—Habrá que averiguarlo… ¿qué fecha ponemos?

Continúa en la página 44

PORTADA

PORTADA

CONTRAPORTADA

CONTRAPORTADA