19 dic. 2012

PÁGINA 58


—Debe ser todo un mecanismo, que con las correctas combinaciones de botones y números desencadenará determinadas reacciones, no sé cómo funciona en realidad, chicos. Lo único que sé es que…hay gente que está tratando de encubrir esta información del público.

— ¿Encubrirlo, de qué hablas? —inquiere tu amigo, mientras tú no puedes dejar que se te escape un “¡te lo dije!”.

—Bueno, verán, me enteré con suerte del caso estadounidense, mediante una página de noticias de un diario clandestino online que tenía oculta la página, porque aparentemente todos los diarios que habían publicado la noticia han tenido que eliminar esa información ante la amenaza de las autoridades de proscribir sus publicaciones, aún cuando ello vaya contra las leyes de libertad de expresión y todo. Me he enterado de casualidad, y la página que visitaron ustedes es la quinta que abro en el mes. Todas las otras me las eliminaron sin aviso por “publicación de información confidencial”. Sé que es peligroso seguir abriendo páginas y difundir mi dirección y teléfono sabiendo que hay una organización que hace desaparecer todas estas noticias relacionadas con los aparatos, pero no lo puedo evitar…necesito saber más sobre esto y sobre por qué el gobierno estadounidense quiere que no se sepa nada sobre el asunto…

—Bueno, por supuesto que te ayudaremos en todo lo que podamos, pero creo que hablo por los dos al decir que…queremos saber todo lo que tú sepas acerca de los aparatos…—dice Germán, ganándose otro codazo tuyo.

—Más fácil que hacerles saber…es hacerles ver. Pónganse de pie—les pide, mientras que ustedes, dubitativos pero ansiosos, obedecen—Con éstos tres botones de aquí, presionando uno tras otro, eligiendo la distancia en metros con los números, la dirección en estos que parecen una rosa de los vientos, y luego presionando este botón largo que parece una barra espaciadora, pueden transportarse al lugar que deseen. Por ejemplo: si presionan los tres primeros, luego el “5”, luego “Sur” y luego la barra…

Dice, mientras que inmediatamente, tras activar la secuencia mencionada, una luz emana del aparato y los encandila hasta que luego, tan rápidamente como vino, se difumina para dejarlos en el exterior, al aire libre, en lo que parece un jardín.

— ¡WOU! ¿Qué acaba de pasar? —se preguntan tú y tu amigo, sosteniendo aún el aparato.

—…se transportarán 5 metros hacia el sur, así de fácil—termina él.

— ¿Ésta cosa puede transportarte a donde quieras? ¿Así de fácil? —preguntas tú, anonadado.

—Pues sí, y hasta he sabido pero no intentado…que también es posible, de alguna manera, viajar en el tiempo con él…—dice, haciéndote a ti y a tu amigo suspirar de sorpresa.


PORTADA

PORTADA

CONTRAPORTADA

CONTRAPORTADA