19 dic. 2012

PÁGINA 2

(Viene de la página1)                                                                                                                     

Cerca de la puerta estaba la piscina, el lavadero a un lado, sobre la pared, y más allá estaba el tendedero de ropa y había también una mesa y sillas para descansar al aire libre. Luego seguía el laberinto de plantas, árboles y flores que la madre de tu amigo cultivaba cuando se libraba de los deberes de toda ama de casa. El césped todo a lo largo estaba bien podado, y tras las plantas, el sendero verde llegaba hasta el cobertizo del fondo, en donde el padre de tu amigo guardaba la máquina de cortar pasto, un rastrillo y herramientas para el jardín y reparaciones de la casa. Germán se queda quieto contemplando su patio, y tú no puedes esperar para que suelte la lengua.

— ¿Y? ¡Vamos, habla! ¿Qué era eso que me querías mostrar? —le dices de repente, casi asustándolo

—Ah, sí, escucha—te comienza a decir, mientras caminan en dirección al fondo—Anoche estaba en la computadora y de repente en mi casa se corta la luz. No sabía por qué había sucedido eso, pero quizás si no hubiese pasado no me hubiese dado cuenta de lo que pasó luego. Tenía la ventana abierta, porque como no había luz, el ventilador se había apagado y ni te tengo que hablar del calor que hacía anoche…Bueno, cuestión que mientras estoy en mi cuarto aguardando que volviera la electricidad, veo un destello que cruza el cielo muy cerca de casa y que de pronto se estrella contra el patio. Mis papás estaban adelante, tomando mates en la vereda, así que no se dieron cuenta de nada. Así que yo me escabullé para allí, tomé una escoba y fui a investigar. Y esto es lo que encontré—Habiendo llegado hasta un pequeño espacio detrás de un gran árbol al fondo de su jardín, él descubre con unas ramas una roca azulada del tamaño de un balón de baloncesto, la cual estaba incrustada en un cráter hecho en la tierra y que mostraba señas de haber sido arrastrado unos cuantos metros.

— ¡¿Un meteorito cayó en tu patio?! —gritas emocionado.

— ¡Calla, que despertarás a todo el barrio! —Te susurra— ¿No ves que lo he mantenido oculto y en secreto? ¿Qué crees que pasaría si alguien se entera de esto?

—Ah…lo siento…pero, ¿qué es? Es raro que nadie supiera que esto pasaría, la NASA debería de estar aquí haciendo preguntas…

—No sé qué sea ni si en verdad somos los únicos que conocemos de él, lo único que sé es que esto ha sido lo que cortó la luz de mi casa, porque ni bien dejé de mirarlo y lo oculté con esas ramas, ¡la luz de mi casa volvió!

—Fue la única en el barrio que sufrió un apagón, y cuando lo descubrí para ver qué pasaba, ¡se volvió a cortar! Te lo digo, amigo, esto es todo un descubrimiento.

— ¡Sí que lo es! Pero… ¿no pudiste ver nada con tu telescopio?

—Bueno…no, te dije que estaba en la computadora, y que luego se cortó la luz…


PORTADA

PORTADA

CONTRAPORTADA

CONTRAPORTADA